¿Quién conoce a Susan Boyle?

Hace un par de semanas Susan Boyle no era nadie. Hoy es la nueva celebridad en el Reino Unido. Una mujer de casi 50 años, que parece de casi 60, y de la cual no se esperaba nada, sorprendió a los jueces del concurso Britain´s Got Talent con su voz que envidiaría cualquier cantante profesional. Susan Boyle tiene casi un millón de fanáticos en Facebook y el link a su video está por doquier en las redes sociales.

Lo que me parece más importante de este caso, cuyo video en Youtube ha sido el que ha logrado mayor número de espectadores en menor tiempo, es que nos muestra una vez más que afuera hay mucho más talento del que pensamos. Basta ver en el video las caras de los jueces y del público. Más allá de que una desempleada escocesa haya cantado como nadie lo había hecho en la televisión británica está una gran verdad: Es hora de que el talento tenga oportunidades de expresión.

Y hablo del talento porque creo que el caso de Boyle es muy cercano al tema de la co-creación con el consumidor. Al ver el video de Boyle, lo primero que pensé fue en la actitud que muchas veces asumimos desde las gerencias de marketing y desde las mismas agencias de publicidad cuando hablamos de invitar al consumidor a trabajar con la marca. De entrada pensamos que ahí no puede haber buenas ideas, ni talento, ni profesionalismo. Y como ocurre muchas veces, así como ocurrió con Susan Boyle, tenemos que quedarnos callados al apreciar las buenas ideas que los consumidores han generado para las marcas.

El futuro del marketing está en la capacidad de convocar, generar interés e integrar ideas para el bien de una marca. Por eso me parece que Susan Boyle nos llama la atención y nos muestra que el talento efectivamente puede venir de cualquier lado. Pero no en discursos sino haciéndolo realidad. En miles de presentaciones de agencias he oído decir que las ideas pueden venir de cualquier lado. “Hasta de la señora de la limpieza”, dicen algunos. Sin embargo, yo nunca he visto a un director creativo que se siente a pensar con la señora de la limpieza.

Incorporar el talento requiere una dosis profunda de humildad, y una gran habilidad para encontrar los puntos que mejor pueden ayudar a alcanzar los objetivos de la marca. Dejar de lado los formatos y perseguir las ideas que generan impacto y resultados requerirá cada vez más un trabajo colectivo que involucre al consumidor.

Los invito a ver el video de Susan Boyle y a descubrir todo el talento que hay allá afuera esperando por alguien (¿una marca?) que lo invite a hacer historia.
http://www.youtube.com/watch?v=RxPZh4AnWyk

Anuncios

1 comentario

  1. Juan, recuerdo alguna vez oir que la inspiración para Leandro Raposo era el señor que le llevaba la leche. Puedo estar equivocada en el tipo de encomienda del señor, pero si era un “domiciliario”, que se sentaba a contarle historias al señor Raposo. De ahí salían muchos insigth y muchas ideas.Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s