¡Por fin alguien habla claro!
El texto que encuentran a continuación es el primero que veo que es serio, claro, sin falsas alarmas, no paranoíco y que es transparente desde que comenzó este tema de la influenza.  Les recomiendo que lo reenvíen: 

Aunque me declaro fan de las teorías conspiratorias, debo aclarar que mi interés en ellas se basa más en el punto de vista sociológico y psicológico a que en su veracidad, (¡además de verlas en películas!) La epidemia de influenza que estamos viviendo es REAL y sobretodo ESPERADA por la comunidad científica.
Es verdad que estamos en medio de una crisis económica global cuyas razones y consecuencias rebasan mi entendimiento en economía mundial, y es verdad que una conflicto bélico mayor como cualquier otro fenómeno que cambie los insumos consumidos por la sociedad pueden reactivar la economía. Sin embargo dudo mucho que la epidemia de influenza sea la solución y que mucho menos sea planeada. Créanme cuando les digo que no tenemos el conocimiento ni la capacidad de hacer algo así a pesar de lo que digan los creyentes de las teorías conspiratorias.
 Epidemias de influenza han existido siempre, desde la muy tristemente celebre “influenza española de 1918” hasta las menos conocidas de los 30s, la de 1968 o la de 1976, justo esa fue la ultima pandemia global, y como se darán cuenta, este tipo de fenómenos biológicos son CÍCLICOS; aproximadamente cada 20 o 30 años, asi que, ya nos tocaba… la OMS y todos los gobiernos del mundo ya esperaban una pandemia de influenza, todos pensábamos que vendría de los virus que transmiten las aves en migración en Asia. Tal ves recuerden los caso de gripe aviar que se presentaron en Hong Kong hace algunos años… todos pensaron que era el inicio de la pandemia de influenza de esta generación, pero en aquel entonces, a diferencia del día de hoy, el contagio se limito de “ave a humano” y no “humano a humano” como esta ocurriendo hoy. Nadie predijo que vendría de un virus porcino y mucho menos que ocurriera en México, pero cualquier lugar era tan bueno para incubar un virus como el A/H1N1. Es verdad que la epidemia se esta presentando como tal en las grandes zonas metropolitanas y no en las granjas, bueno, eso es EXACTAMENTE lo que se espera de una epidemia: seguramente el virus surgió en alguna granja porcícola, ya sea en Veracruz o en Texas como se ha manejado, en estas poblaciones se dio el contagio inicial, luego alguien viajo a otra ciudad y listo, ahí esta la epidemia. Según reportes, hubo más de 400 enfermos en Las Glorias, Veracruz, población dónde se identifica al primer enfermo por el virus porcino.
 Realmente no es una farsa, las personas se están enfermando y sí están muriendo, ¿Dónde están los familiares de los enfermos y los muertos? no lo sé, supongo que llorando a sus muertos y en los hospitales. ¿Por qué no han mostrado una entrevista con algún enfermo? me parece irrelevante, ve al INER a verlos dónde se les están acabando los ventiladores necesarios para intubar a los enfermos más graves y le piden a los médicos que sus tapabocas les duren 14 días. ¿Por qué solo se están enfermando ciudadanos del maléfico grupo del G7? pues porque generalmente son los turistas de estos países los que más viajan a México y porque es en estos países dónde los sistemas de salud son mas eficientes para detectar este tipo de enfermedades, no me sorprenderia que haya más casos de los que nos imaginamos en Centro y Suramérica y hasta muertes que no han sido identificadas y contabilizadas.  
 ¿Por qué no han dicho el nombre del retroviral que esta “curando” a la gente enferma? porque no te has fijado, se llama Oseltamivir y el nombre comercial es TAMIFLU, y hasta hace unas semanas lo vendían en cualquier farmacia. Es un potente inhibidor selectivo de las neuraminidasas del virus de la influenza, o sea de la “N” de H1N1, y ojo, no se trata de un antiretroviral sino de un ANTIVIRAL porque no se trata de un retrovirus sino de un virus.
 Lo que es un verdadero problema es que el Sector Salud de este país no estaba preparado para lidiar con esta epidemia, que se les paso por las narices y pasó mucho tiempo antes de que tomaran las medidas necesarias para parar el brote, lo que es realmente grave es que los médicos mexicanos no están dando el antiviral a cuanta persona sospechosa se presenta con el menor de los síntomas o ni siquiera los familiares de los infectados, sino que lo están “guardado” para los enfermos hospitalizados y más graves lo que resulta ineficaz pues el medicamento solo es efectivo las primeras 48 horas. Lo que verdaderamente hace falta para detener la epidemia es usarlo como profiláctico ante cualquier sospecha de infección.
 Por otro lado no debemos alarmarnos, la mortalidad de este nuevo virus esta aproximadamente en el 7% al día de hoy (29 de Abril de 2009) aun sin tratamiento, y con tratamiento adecuado y a TIEMPO este porcentaje parece ir a cero, después de todo no hemos visto muertes fuera de México. (el niño que muró hoy en Texas viajo ya enfermo y llegó ya grave al hospital)
 No se necesitan teorías conspiratorias complicadas y siniestras para explicar lo que esta pasando. Se necesita cocimiento biológico, químico, bioquímico y epidemiológico para entender una pandemia, se requiere de más médicos y científicos preparados en este país para lidiar con este tipo de contingencias.
 Lávate las manos, usa tapabocas, evita lugares con mucha gente y ante una sospecha clara de infección acude a un hospital y no te salgas hasta que te den el antiviral.
 La contingencia va a pasar, no se va a convertir en pandemia, y afortunadamente no veremos muchos más muertos si todos hacemos lo que nos toca.
Attm,
V Julián Valdés.
Estudiante de Doctorado en Ciencias Biomédicas,
Instituto de Ficología Celular. U.N.A.M

Anuncios


100 días de popularidad

El miércoles de esta semana se cumplen los primeros 100 días de gobierno del presidente Obama. A mí me gustaría hacer un balance desde el punto de vista de marketing que nos permita entender la enorme popularidad que ha despertado el nuevo presidente norteamericano, que según las últimas encuestas se acerca al 70% de aprobación en su país. Sin entrar a analizar si su gobierno ha hecho o no un buen trabajo, quisiera proporcionar algunos elementos sobre la estrategia de marketing de esta marca, considerada por muchos como una de las más “valiosas” en el mundo de hoy.

Lo primero que creo que vale la pena resaltar es que Obama se ha alineado con dos grandes tendencias que están marcando la conducta de los consumidores en todo el mundo. La primera tiene que ver con esa búsqueda de la verdad y el enorme atractivo que le genera cada vez más a la gente en todo el mundo el cuestionamiento de los paradigmas y el hecho de que se le dé el beneficio de la duda a todas aquellas posturas que antes se consideraban como verdades absolutas. El anuncio del interés del presidente Obama por entablar un diálogo con Cuba y el haber reconocido (a través de la secretaria de Estado) que la política contra la Isla había fallado, es una muestra clara de ello. Internet le ha dado al mundo una forma de interconexión que le ha permitido a la gente el acceso a la verdad. Obama ha sabido aprovechar esa “sed de verdad” a su favor en una actitud contraria a lo que el mundo conoció durante la era Bush.

La segunda tendencia tiene que ver con la importancia que el mundo le está dando a los valores de generosidad y reconciliación. Una de las principales tendencias que Trendwatching ha anunciado para el 2009 tiene que ver con el valor de la generosidad. Obama ha entendido muy bien que el mundo quiere líderes que demuestren que piensan en los demás y no sólo en ellos o en su país. En este aspecto entra el tema de lo ambiental, el reconocimiento de las minorías, la visión hacia los países subdesarrollados, que, sin duda, le han mostrado al mundo una cara de Estados Unidos que era desconocida hasta el momento . Esta imagen del hombre más poderoso del mundo que sonríe, que asume una actitud cercana, que abraza a la gente (incluido Chávez) le construye valores de cercanía e identificación a la marca Obama. Lo hace ver como un líder generoso que pone primero a la gente.

Obama ha aplicado dos principios fundamentales en estrategia de marca: foco y consistencia. Su bandera de CAMBIO ha capitalizado en el descontento de los americanos que antes de las elecciones afirmaban que el país iba por mal camino (90%). La habilidad de Obama consiste en no caer en la tentación de hablar de muchos temas sino enfocar todos los temas desde la bandera del cambio. Y su esfuerzo por hacer el cambio (al menos en la actitud) refuerza su crediblidad. Su aproximación a todos los temas –por ejemplo en la política internacional- ha comenzado a hacer realidad su propuesta de darle a todo una nueva mirada, una mirada consistente que se aleja por completo de lo convencional. Es decir, una mirada de CAMBIO.

En un mandatario como en una marca, el producto siempre tiene un peso fundamental. Yo siempre he dicho que la marca y el producto son los dos lados de una misma hoja. Es imposible romper el uno sin afectar al otro. Así que mucho del valor de la marca Obama dependerá de su gestión. Lo cierto es que en estos primeros 100 días ha mostrado que su marca sigue siendo uno de los activos más importantes de su administración.

Los invito a seguir mis notas y apuntes de marketing y publicidad en 140 caracteres o menos. Twitter: juanisaza


¿Quién conoce a Susan Boyle?

Hace un par de semanas Susan Boyle no era nadie. Hoy es la nueva celebridad en el Reino Unido. Una mujer de casi 50 años, que parece de casi 60, y de la cual no se esperaba nada, sorprendió a los jueces del concurso Britain´s Got Talent con su voz que envidiaría cualquier cantante profesional. Susan Boyle tiene casi un millón de fanáticos en Facebook y el link a su video está por doquier en las redes sociales.

Lo que me parece más importante de este caso, cuyo video en Youtube ha sido el que ha logrado mayor número de espectadores en menor tiempo, es que nos muestra una vez más que afuera hay mucho más talento del que pensamos. Basta ver en el video las caras de los jueces y del público. Más allá de que una desempleada escocesa haya cantado como nadie lo había hecho en la televisión británica está una gran verdad: Es hora de que el talento tenga oportunidades de expresión.

Y hablo del talento porque creo que el caso de Boyle es muy cercano al tema de la co-creación con el consumidor. Al ver el video de Boyle, lo primero que pensé fue en la actitud que muchas veces asumimos desde las gerencias de marketing y desde las mismas agencias de publicidad cuando hablamos de invitar al consumidor a trabajar con la marca. De entrada pensamos que ahí no puede haber buenas ideas, ni talento, ni profesionalismo. Y como ocurre muchas veces, así como ocurrió con Susan Boyle, tenemos que quedarnos callados al apreciar las buenas ideas que los consumidores han generado para las marcas.

El futuro del marketing está en la capacidad de convocar, generar interés e integrar ideas para el bien de una marca. Por eso me parece que Susan Boyle nos llama la atención y nos muestra que el talento efectivamente puede venir de cualquier lado. Pero no en discursos sino haciéndolo realidad. En miles de presentaciones de agencias he oído decir que las ideas pueden venir de cualquier lado. “Hasta de la señora de la limpieza”, dicen algunos. Sin embargo, yo nunca he visto a un director creativo que se siente a pensar con la señora de la limpieza.

Incorporar el talento requiere una dosis profunda de humildad, y una gran habilidad para encontrar los puntos que mejor pueden ayudar a alcanzar los objetivos de la marca. Dejar de lado los formatos y perseguir las ideas que generan impacto y resultados requerirá cada vez más un trabajo colectivo que involucre al consumidor.

Los invito a ver el video de Susan Boyle y a descubrir todo el talento que hay allá afuera esperando por alguien (¿una marca?) que lo invite a hacer historia.
http://www.youtube.com/watch?v=RxPZh4AnWyk

El consumidor D.D.C.

A menudo nos preguntamos qué nos dejará la crisis como herencia. Para algunos, muchas corporaciones no volverán a ser lo mismo y seguramente muchas marcas que hoy conocemos serán reemplazadas por otras más osadas y agresivas. Pero una herencia indudable tiene que ver con el consumidor. ¿Cómo será ese consumidor D.D.C, es decir, Después De la Crisis?

Lo primero que estamos tentados a pensar es que después de la crisis, los consumidores volverán a gastar como siempre lo habían hecho. Pero según un artículo reciente de The Economist, es posible que queden ciertas cicatrices en la mente y en los bolsillos de los consumidores.

Lo primero es que muy posiblemente nos volveremos más “caza-promociones”. De hecho, según un estudio de la firma Inmar en Estados Unidos, la redención de cupones promocionales creció un 17% en el primer trimestre de este año. Coincide con el comentario que escuché en estos días en una reunión en la que alguien se preguntaba cuánto era el porcentaje por el que vale la pena recortar un cupón. “5% no justifica ir por las tijeras, pero un 20%…” decía alguien. Creo que estos límites que seguramente todos tenemos en la mente comienzan a reducirse a medida que nos hacemos más concientes de la necesidad de recortar gastos.

Otro aspecto importante del consumidor D.D.C. tendrá que ver con la dificultad de obtener créditos y los riesgos que implicará endeudarse. Sin duda la relación entre poder comprar vs comprar a crédito cambiará. En países en los que las personas han visto como desciende el precio de sus inmuebles, por ejemplo, tendrá una relación muy diferente con el concepto de crédito. Seguramente las generaciones que hayan sido impactadas por esta crisis estarán mucho más ajustadas a sus ingresos en relación con sus gastos. De hecho, en un estudio desarrollado por un grupo de sociólogos, citado por The Economist, se concluyó que la gente parece hoy mucho menos “consumida por el consumismo” y menos interesada en ostentaciones. Un posible riesgo es que aquellos que hayan tenido pérdidas significativas en sus ahorros, por ejemplo, luego de la crisis buscarán diversificar más sus inversiones o incluso tendrán la tentación de buscar formas menos ortodoxas de buscar rentabilidad.

Tal vez el cambio más importante en los consumidores tendrá que ver con su relación con las grandes corporaciones. El rechazo público a los ejecutivos de AIG que distribuyeron bonos con el dinero entregado por el gobierno, por ejemplo, indica que los consumidores se cuestionarán cada vez más la transparencia de las empresas. De hecho, un estudio desarrollado por Boston Consulting Group muestra que más de la mitad de los consumidores europeos y norteamericanos ha incrementado su desconfianza hacia esas grandes corporaciones.

No quisiera terminar con un lugar común, tan común como el que dice que toda crisis es una oportunidad. Ni con el más común aún, ese que dice que en chino o en japonés (no me acuerdo), crisis se representa como una Y. Me parece mejor aquel dato que afirma que más de la mitad de las compañías que hoy forman el índice Dow Jones nacieron durante una crisis económica. Y me gusta más porque sin duda la razón para que hayan podido surgir es porque durante esa crisis que afrontaron en su nacimiento entendieron a ese consumidor D.D.C. y empezaron a ofrecerle algo que nadie más le estaba ofreciendo. La noticia es que ya empezamos a ver los rasgos que tendrá el consumidor D.D.C. y, por esto, este puede ser el momento justo para comenzar a ganarnos su mente y su bolsillo.